Back to contents

Triumeq

¿Qué es Triumeq?

Triumeq es un medicamento utilizado para tratar el VIH. Consiste en una combinación de tres antirretrovirales en un único comprimido de una sola toma diaria.

Contiene 50mg de dolutegravir, 600mg de abacavir y 300mg de lamivudina en un comprimido oval púrpura recubierto con película. El comprimido lleva la marca ‘572 Tri’ en una cara.

¿Cómo funciona Triumeq?

Triumeq combina tres fármacos en un único comprimido. Dos de estos fármacos (abacavir y lamivudina) pertenecen a la familia de los inhibidores de la transcriptasa inversa análogos de nucleósido (ITIN). El tercer fármaco, dolutegravir, es un inhibidor de la integrasa. Cada familia de antirretrovirales actúa frente al VIH a través de un mecanismo distinto.

El objetivo del tratamiento antirretroviral es reducir la cantidad de VIH en el organismo (lo que se conoce como ‘carga viral’) a niveles indetectables –en general, se denomina así cuando hay menos de 50 copias del VIH por mililitro (mL) de sangre–. Tomar tratamiento antirretroviral y tener una carga viral indetectable protege tu sistema inmunitario y reduce el riesgo de transmitir el VIH a otras personas.

¿Cómo se toma Triumeq?

Triumeq debe tomarse una vez al día, acompañado o no de alimentos.

El tratamiento antirretroviral funciona mejor si lo tomas todos los días, idealmente a la misma hora cada día. Para ello puede ser útil fijar una alarma (por ejemplo en el móvil) para recordártelo. Si te olvidas de tomarte una dosis de Triumeq y te das cuenta en las 20 horas siguientes, deberías tomarte el comprimido inmediatamente y, posteriormente, tomar la siguiente a la hora habitual. Si te das cuenta del olvido cuando solo quedan 4 horas para la siguiente toma, no tomes una dosis doble, simplemente sáltate la dosis que olvidaste y luego sigue con tu horario de tomas habitual.

¿Qué efectos secundarios tiene Triumeq?

Todos los medicamentos presentan posibles efectos secundarios, por lo que antes de iniciar cualquier tratamiento es aconsejable hablar con el personal médico, de enfermería o de farmacia sobre qué efectos se pueden esperar y cómo manejarlos.

En el prospecto de información al paciente de Triumeq puedes encontrar un listado completo de efectos secundarios, incluidos los menos frecuentes.

Los efectos secundarios pueden catalogarse como:

Frecuentes: Un efecto secundario que se observa, como mínimo, en una persona de cada 100 (más del 1%) que toman el medicamento.

Poco frecuentes: Un efecto secundario que se observa en menos de una persona de cada 100 (menos del 1%) que toman el fármaco.

Entre los efectos secundarios de Triumeq estarían (en negrita los más frecuentes):

  • problemas para dormir, dolor de cabeza, fatiga, mareos, sueños anómalos
  • náuseas, diarrea,  pérdida de apetito, indigestión, flatulencia, sensación de abotargamiento
  • dolor y molestias musculares, exantema cutáneo (rash), pérdida de cabello, depresión

Advertencia importante: Abacavir y dolutegravir, dos de los componentes activos de Triumeq, pueden provocar una reacción de hipersensibilidad (alergia) grave. Es importante que hables de esto con tu especialista del VIH o tu farmacéutico antes de empezar a tomar Triumeq y leas la carta de alerta y el prospecto de información al paciente que viene con el envase de Triumeq.

La reacción de hipersensibilidad a abacavir está relacionada con un gen en particular. Antes de empezar a tomar Triumeq (o cualquier tratamiento que contenga abacavir) deberían realizarte un análisis para ver si tienes este gen (HLA-B*5701). Si el resultado es positivo, no debes tomar Triumeq ni cualquier otro fármaco que contenga abacavir. Si el resultado es negativo, es muy poco probable que sufras una reacción alérgica, pero es altamente aconsejable que prestes atención a cualquier síntoma, especialmente durante las primeras seis semanas de tomar el fármaco.

Los síntomas más frecuentes de una reacción de hipersensibilidad son exantema cutáneo (rash) y fiebre, junto a otros síntomas como:

  • falta de aliento, dolor de garganta o tos
  • náuseas o vómitos, o diarrea o dolor abdominal
  • gran cansancio o dolores o sensación general de malestar

Deberías acudir inmediatamente a un médico (o a urgencias, si estás fuera del horario) si crees que estás sufriendo una reacción de hipersensibilidad.

¿Interacciona Triumeq con otros fármacos?

Siempre deberías informar a tu especialista del VIH o al personal de farmacia hospitalaria sobre cualquier otro fármaco o medicación que estés tomando, incluyendo los tratamientos prescritos por otros profesionales de la salud, los fármacos comprados sin receta, los tratamientos herbales y alternativos o las drogas de uso recreativo.

Algunos fármacos o medicaciones no son seguras si se toman juntas ya que la interacción podría incrementar los efectos a niveles peligrosos, o podría hacer que una de las medicaciones (o las dos) dejen de funcionar. Otras interacciones medicamentosas son menos peligrosas, pero sigue siendo necesario considerarlas seriamente. Si los niveles de un fármaco se ven afectados, es posible que tengas que cambiar la dosis, pero esto es algo que solo debe hacerse bajo supervisión médica.

Si tomas Triumeq es importante consultar con tu especialista del VIH o el personal de farmacia antes de tomar cualquier otro medicamento de los siguientes grupos:

  • antibióticos
  • medicamentos para la epilepsia
  • remedios herbales: en especial debe evitarse la hierba de San Juan (hipérico)
  • metformina (para el tratamiento de la diabetes). Los niveles de este fármaco pueden verse incrementados por Triumeq, por lo que es posible que haya reducir la dosis.

Si se toman suplementos que contengan calcio, hierro, magnesio o aluminio es posible que dejes de absorber Triumeq de forma adecuada. Los suplementos multivitamínicos y minerales, así como los antiácidos, deben tomarse como mínimo seis horas antes o dos después de Triumeq.

El prospecto de información al paciente de Triumeq contiene un listado completo de medicamentos que deberían evitarse.

¿Puedo tomar Triumeq durante el embarazo?

Actualmente no está recomendado el uso de Triumeq durante el embarazo.

Si estás pensando en tener un bebé, o crees que puedes estar embarazada, deberías consultar lo antes posible con tu médico sobre qué combinación de fármacos sería adecuada en tu caso. Es importante tomar tratamiento antirretroviral durante el embarazo para evitar que el bebé adquiera el VIH.

Consulta con tu especialista del VIH

Si te preocupa algún detalle de tu tratamiento o de otros aspectos de tu salud, es importante que hables de ello. Por ejemplo, si presentas cualquier síntoma o efecto secundario que pudiera deberse al tratamiento, o si tienes problemas para tomar la medicación cada día. El equipo médico que te atiende podrá ayudarte.

Establecer una relación con tu médico especialista puede requerir tiempo. Quizá en tu caso te sientas muy cómodo a la hora de hablar con tu médico; sin embargo, para algunas personas resulta más difícil, especialmente a la hora de hablar sobre sexo, salud mental o síntomas que consideren vergonzosos. También es fácil que se te olviden temas de los que querías hablar.

Por eso, preparar las citas médicas puede ser muy útil. Dedica algún tiempo a pensar lo que quieres decir. Quizá podría resultarte útil hablar antes con alguien o tomar algunas notas y llevarlas contigo a la cita. Nuestra herramienta (en inglés) online ‘Talking points’ podría ayudarte a preparar tu siguiente cita médica. Consúltala en: www.aidsmap.com/talking-points 

Community Consensus Statement on Access to HIV Treatment and its Use for Prevention

Together, we can make it happen

We can end HIV soon if people have equal access to HIV drugs as treatment and as PrEP, and have free choice over whether to take them.

Launched today, the Community Consensus Statement is a basic set of principles aimed at making sure that happens.

The Community Consensus Statement is a joint initiative of AVAC, EATG, MSMGF, GNP+, HIV i-Base, the International HIV/AIDS Alliance, ITPC and NAM/aidsmap
close

This content was checked for accuracy at the time it was written. It may have been superseded by more recent developments. NAM recommends checking whether this is the most current information when making decisions that may affect your health.

NAM’s information is intended to support, rather than replace, consultation with a healthcare professional. Talk to your doctor or another member of your healthcare team for advice tailored to your situation.